Sprache

Schriftgröße

Personas

Contemporáneos de los Mártires

La historia se hace a través de los hombres. Se la puede captar y comprender mejor por medio de las biografías de sus protagonistas. Presentamos aquí a algunos contemporáneos de los Mártires de Lübeck – amigos, compañeros, enemigos y denunciantes.

Walther Böttcher (1901–1983) 

Walther Böttcher © Pfarrarchiv Herz Jesu LübeckEl jurista, doctorado, fue asignado como segundo defensor en el Proceso. Se esforzó en vano por aliviar a los presbíteros y da cuenta de no haber participado jamás antes en un proceso tan indigno: „Todo el  procedimiento fue también en las formas externas tan indigno y en un clima tal, que a nosotros, los defensores nos llevó a concluir: Qué es lo que se procesa? Las condenas de muerte ya están decididas.“ Después de la Guerra, Böttcher fue alcalde de Lübeck y presidente del parlamento regional.

Stephan Pfürtner (1922–2012)

Siendo joven soldado, Pfürtner participó en las rondas de conversación con el capellán Prassek. Nunca disimuló su desacuerdo con el nacionalsocialismo y por eso fue encarcelado. Un día después que los cuatro presbíteros fue condenado a  6 meses de cárcel, condonada por el tiempo de prisión preventiva. 1944 les ayudó a escapar del campo de concentración a tres señoras judías, las cuales sobrevivieron. Después de la Guerra ingresó a la Orden de los Dominicos y fue profesor de teología moral en Suiza. 2006 fue honrado como honorable entre los pueblos, por haber ayudado a escapar a las judías. Hoy vive con su familia en Marburg.

Adolf Ehrtmann (1897–1979)

Adolf Ehrtmann © FamilienbesitzEste católico era miembro del Partido del Centro y ecónomo de la parroquia de Lübeck. Tuvo estrecho contacto con los capellanes. Después de ser apresado en 1942 fue encerrado en los reformatorios de Rendsburg y Brandenburg. El 24 de junio de 1943 fue condenado a cinco años de cárcel. A fines de abril de 1945 fue liberado por soldados soviéticos. Después de la Guerra retomó su actividad política  y fue cofundador de la CDU de Lübeck. 1946 fue elegido Senador de Lübeck y lideró la reconstrucción de la ciudad en ruinas. En su parroquia del Sagrado Corazón se empeñó por transformar la cripta en un lugar recordatorio de los Mártires. Siempre valoró mucho la veneración conjunta con la del Pastor Stellbrink. Al ser consolado en su lecho de muerte con el argumento de que pronto estaría con sus tres capellanes, dijo: „Nunca digan tres, digan siempre cuatro!“

Hildegard Stellbrink (1895–1970)

En 1925 Karl Friedrich Stellbrink desposó al amor de su juventud, Hildegard Dieckmeyer en Detmold. Apenas 7 semanas más tarde zarpó de Hamburgo el barco que los llevó a Brasil, donde Stellbrink asumió como Pastor visitante. Ahí nacieron cuatro hijas y después de ocho años la familia regresó a Alemania. Los Stellbrink adoptaron a dos sobrinos y partieron a Thüringen; finalmente se establecieron en  Lübeck. Conocida la condena de su marido, Hildegard Stellbrink le escribi&´ a Hitler pidiendo un indulto, intentando, en su desesperación poder salvarlo al presentarlo como un alemán, padre de familia leal.  Nunca recibió una respuesta, pero en cambio, después de la ejecución de su marido, el jurista fiscal le envió una cuenta por los gastos del juicio, de la prisión y del acto de ajusticiamiento con el valor de 1.500,70 marcos en moneda del Reich.

Bernhard Behnen (1880–1956)

Bernhard Behnen © FamilienbesitzEste sacerdote fue a partir de 1928 capellán de la cárcel en Holstenglacis, Hamburgo. Visitaba a los presos en sus celdas y les daba los sacramentos. Antes de la ejecución  oró con los capellanes en la celda de la muerte por última vez y los acompañó hasta el lugar de la ejecución. Desde 1942 había estado oficialmente prohibido que un capellán acompañara a los condenados de esta manera.

Wilhelm Berning (1877–1955)

Opispo Wilhelm BerningBerning era obispo de Osnabrück desde 1914. Hermann Göring lo nombró en 1933 Consejero de Estado de Prusia. El obispo esperaba poder así influir positivamente para  la libertad de la Iglesia.  Mientras durante los años siguientes expresó más y más su oposición al régimen en sus prédicas, trataba  en los casos jurídicos con el gobierno, a fin de evitar las injusticias. Visitó a los capellanes en la cárcel y presentó una solicitud de indulto, que fue rechazada. Por su iniciativa la diócesis de Osnabrück asumió todos los gastos del proceso contra los Mártires y también los de los laicos enjuiciados.

Clemens August Conde de Galen (1878–1946)

Obispo Clemens August Conde de Galen © Bistumsarchiv M&¨nster, Gustav AlbersFue elegido en 1933 obispo de Münster y se hizo famoso por sus prédicas y acciones contra el neopaganismo nazi, la ideología rasista y el asesinato de minusválidos y enfermos. Su lema era „Nec laudibus, nec timore – Ni la alabanza, ni el amedrentamiento de los hombres“. La gente de Münster lo apoyaba y lo llamó „León de Münster“. Las copias de sus prédicas fueron conocidas en toda Alemania  y recibidas también por los Mártires de Lübeck. Los nazis, luego de haber considerado condenarlo a muerte, decidieron por iniciativa de Joseph Goebbels postergar esto para „después de la victoria final“. Es que temían un levantamiento en la región católica de Münster. Von Galen supo que los Cuatro estaban presos, pero todavía hay que investigar cómo supo del martirio de los presbíteros y si lo comentó.

Erwin Balzer (1901–1975)

Este párroco evangélico provenía de Berlin. Fue párroco en Helgoland y en Altona. 1931 ingresó al partido nazi y teniendo sólo 33 años fue ordenado obispo de la Iglesia Luterana de Lübeck en 1934. Así definía su postura: „Mi punto de vista teológico es un resultado de la cosmovisión nacionalsocialista.“ Pretendía traer a Lübeck párrocos adherentes a la ideología nacionalsocialista, cosa que logró en breve tiempo. 1943 se declaró incapaz de pedir un indulto para el Pastor Stellbrink. Mantuvo su cargo hasta 1945. Después de la Guerra fue despedido, en 1955 se le dio la jubilación y murió en 1975 en Hamburgo.

Albert Bültel (1889–1954)

Decano Albert BültelPárroco y Decano en Lübeck y superior de los tres capellanes. Tenía buena relación con ellos, pero entendió tardíamente la trascendencia de las acciones de los Mártires. Hubo muchas cosas que él no supo y estaba profundamente abrumado cuando supo del encarcelamiento y de la condena de los capellanes. Siempre mantuvo contacto con el obispo Berning. Nunca pudo recuperarse de los daños síquicos que le causaron los acontecimientos.

Papa Pío XII (1876–1958)

Papa Pió XIIEl obispo de Berlin, Conde von Preysing, supo por contactos secretos del Ministerio de Justicia que las peticiones de indulto del obispo Berning habían sido rechazadas. Le informó al Papa Pío XII el 3 de noviembre de 1943 y el Papa intervino inmediatamente. Su cardenal secretario de Estado envió un telegrama al Nuncio en Berlin con la instrucción de intervenir para impedir la condena a muerte de los capellanes. Pero cuando el Nuncio pudo hablar en el Ministerio del Exterior, la ejecución ya había tenido lugar.

Hans Lüers (1909–1992)

El joven soldado participaba en los círculos vespertinos de la parroquia y manifestó querer convertirse al catolicismo. La verdad era que la Gestapo lo había infiltrado como espía. Anotaba las conversaciones; estos apuntes se incluyeron en las actas del proceso. Después de la Guerra Lüers emigró a Inglaterra.

Alexander John (1886–1945)

Consejero de criminalidad y abanderado de la SS, dirigía desde 1941 la comisaría fronteriza de la Gestapo en Lübeck. Influyó en los testigos, cambiando sus declaraciones en la dirección que él quería. El capellán Prassek le advirtió a la mayordoma de la parroquia Johanna Rechtin en una cartita que logró mandarle desde la prisión: „Tengan cuidado con John! Es un hombre astuto y perverso.“ 1942 John recibió por su trabajo la „Cruz al mérito de Segunda clase, con espadas“ El 5 de mayo de 1945 se suicidó junto con el ex-alcalde de Lübeck Otto Heinrich Drechsler en Mölln.

Ernst Lautz  (1887–1977)

Erst LautzComo jurista supremo Lautz firmó la acusación contra los tres sacerdotes católicos y los laicos apresados con ellos. Recomendó rechazar el indulto para el Pastor Stellbrink: „Considero que la pena de muerte es más indicada por sus culpas, además  será escarmiento para otros y sugiero por eso no hacer uso del derecho a gracia.“ En el proceso de Nürnberg  fue condenado a diez años de prisión, pero fue indultado en 1951. Se radicó en Lübeck, recibiendo mensualmente una renta de 1.300 Marcos. La abogacía estatal lo acusó de complicidad en la condena a muerte, pero el juicio no se llevó a cabo. Murió en 1977 y fue enterrado en el cementerio del Burgtor.

Otto Thierack (1889–1946)

Otto Thierack © Bundesarchiv /Bild 183-00627-0504 / unbekannt / CC-BY-SAThierack ingresó en 1932 al partido nazi e hizo una rápida carrera: 1933 fue nombrado ministro de justicia en Sajonia, 1936 presidente del Tribunal  del pueblo, 1942 ministro de justicia del Reich. Poco después de haber asumido, redujo el procedimiento para los indultos. Rechaz&´ las solicitudes para los Mártires de Lübeck. Apresado por los aliados fue internado y se envenenó en el centro de internación en octubre de 1946, antes de comparecer ante el Tribunal de Nürnberg.

Wilhelm Crohne (1880–1945)

Había nacido en Berlin y a los treinta años llegó a ser asesor judicial; un año más tarde, en 1911, juez en la colonia alemana de Africa del Este. Ahí vieron que era incapaz para el cargo, porque „no sabía ponerse en el lugar y en la mentalidad de los nativos“ y lo destituyeron. Sirvió durante la Primera Guerra en el ejército y luego hizo carrera como juez. Carl von Ossietzky escribe sobre él: „Imposibilita la audiencia con sus interrupciones, usa la superioridad jurídica como un bastón de goma que le cae al que se atreva a hablar.“ En 1932 ingresó al partido nazi y dirigió desde 1935  el Departamento de justicia penal en el ministerio de justicia (ahí donde se examinan los casos excepcionales). En 1942 se convirtió en vicepresidente del Tribunal del pueblo.  El presidía como presidente del senado de Lübeck el proceso de los presbíteros. El día anterior a la iniciación del proceso, le aseguró al obispo Berning que no había que temer una condena a muerte para los sacerdotes. Como representante de Freisler imitaba sus conductas, insultando a los acusados  de la peor manera. Poco antes de finalizar la Guerra, Crohne se suicidó.

Friedrich Hehr (1879–1952)

Este juez de Hannover estaba familiarizado con la ejecución de los condenados en Hamburgo. La prisión preventiva de Hambrug estaba desde 1935 en su jurusdicción Distrito V, como „lugar central de las ejecuciones.“ Ahí se erigió una nueva guillotina en 1938. Para cada ejecución venía Hehr desde Hannover a Hamburgo. Estas tenían lugar a las 18ºº horas; después pidió adelantarlas para poder regresar puntualmente en tren a Hannover. Entre 1938 y 1945 realizó cientos de ejecuciones. Recibió 3.000 Marcos, además 65 Marcos anuales por cada ejecución; sólo durante 1943 recibió 4.320 Marcos por las ejecuciones realizadas en Hamburgo. Pertenecía a los hombres con sueldos cumbres. Después de la Guerra trabajó como verdugo para los aliados hasta 1949; ejecutó otros 85 casos y murió en 1952 en Hannover.

 

Texto: Sebastian Fiebig
Traducción: Sr. Ursula O.S.U., Santiago, Chile
 
Bischöfe Berning und von Galen © Bundesarchiv, Bild 183-1986-0407-511

Obispo Berning (Osnabrück) y Obispo Conde de Galen (Münster). Origen: Bundesarchiv, Bild 183-1986-0407-511 / H. Maier / CC-BY-SA.

Los laicos detenidos

  • Hans Lüken, 18 años, dependiente de comercio
  • Hubertus Pfürtner, 19 años, estudiante de medicina/soldado
  • Peter Kürle, 19 años, dependiente de comercio
  • Heinrich Weber, 22 años, soldador/soldado
  • Johannes Rohloff, 23 años, montador
  • Karl Olbrich, 24 años, sastre
  • Franz Mahn, 28 años, asistente de ferrocarriles/soldado
  • Gustav Bendix, 31 años, fresador
  • Matthias Köhler, 33 años, dependiente de comercio/soldado
  • Alois Schubert, 34 años, maestro empapelador
  • Otto Grethe, 35 años, ingeniero
  • Georg Heilmann, 35 años, trabajador
  • Robert Schröder, 36 años, almacenero
  • Bruno Nürnberg, 43 años, calefactor
  • Adolf Ehrtmann, 45 años, dependiente de comercio/ecónomo de la parroquia católica Lübeck
  • Gerrit Schmidt, 46 años, maestro sastre
  • Wilhelm Wirth, 51 años, maestro panadero
  • Robert Köster, 75 años, inválido/colaborador financiero de la parroquia católica Lübeck